An Innovative vision in Sport training

LATERALIDAD EN EL DEPORTE.

Posted by on / 0 Comments

Al observar la organización de nuestro cuerpo podemos ver que existe una cierta simetría, donde tanto los miembros como los órganos internos se encuentran duplicados

Incluso nuestro cerebro presenta dos hemisferios, los cuales tienen una apariencia similar pero no idéntica. Cada uno de ellos está especializado en llevar a cabo determinadas funciones, así el hemisferio izquierdo está relacionado con el habla, el pensamiento analítico y lógico, mientras el derecho se asocia a las emociones, el pensamiento holístico y la creatividad

Además, si a actividad motora nos referimos, cada hemisferio controla la mitad contralateral del cuerpo, o sea que el hemisferio izquierdo controla los movimientos realizados por la mitad derecha del cuerpo y viceversa.


Lateralidad es el dominio funcional de un lado del cuerpo sobre el otro, se manifiesta en la preferencia de servirnos selectivamente de un miembro determinado (mano, pie, ojos, oído) para realizar actividades concretas.


Esta predilección es el resultado de un proceso de aprendizaje y práctica durante la niñez, que se evidencia como una tendencia a los 4 años y se estabiliza hacia los 6 años, que es cuando toma consciencia de su propia derecha e izquierda (sobre sí mismo). No es hasta los 8 años cuando el niño puede reconocer la izquierda y la derecha de los demás.

Esta afirmación progresiva de la lateralidad capacita al niño para orientarse en el espacio lo que contribuye a su evolución motriz (Bilbao, Oña, 2000).

Esta lateralidad no solo se refiere al uso de una mano específica, sino también a la preferencia de un ojo, un hombro, una cintura, una pierna, un pie.

La elección de un lado sobre el otro en cada una de ellas determinará que distintas personas, frente a una misma situación, muevan su cuerpo de manera diferente. Obviamente esto condiciona la técnica desarrollada por los deportistas y también los entrenamientos más adecuados para cada uno.

Existe una proporción mayoritaria de diestros (87%) en la población mundial. Lo común suele ser que el niño manifieste una preferencia sobre una de las manos durante la lateralización, pero hay algunos niños que son hábiles con ambas manos, pudiendo intercambiar su mano dominante dependiendo del día. En estos casos donde no existe una preferencia, el entrenador puede orientar la lateralización hacia la mano más hábil..

Hay estudios que demuestran que existe una diferente velocidad de respuesta dependiendo del ojo utilizado.


LA VELOCIDAD CON LA QUE RESPONDEMOS PUEDE AUMENTAR SI UTILIZAMOS NUESTRO OJO DOMINANTE.


El ojo dominante tiene un papel preponderante en tenis. Si eres un apasionado de este deporte te aconsejo que leas el siguiente artículo:

¿POR QUÉ TODOS LOS ENTRENADORES DE TENIS DEBERÍAN CONOCER COMO UTILIZAR LA LATERALIDAD DE LOS JUGADORES PARA MEJORAR SU RENDIMIENTO?​


Los movimientos producidos como consecuencia de una estimulación del ojo dominante presentan tiempos de reacción más cortos que los evocados por el ojo no dominante (Minucci, Connors, 1964). Además encontraron que el efecto del ojo dominante variaba si la persona era diestra o zurda y de la ubicación en el espacio del estímulo al cual debían reaccionar (Chaumillon, R., Blouin, J., Guillaume, A., 2014).


LAS RELACIONES ENTRE OJO-MANO DOMINANTE Y OJO-PIE DOMINANTE TIENEN UN PAPEL CLAVE EN LA MOTRICIDAD Y EL RENDIMIENTO DEPORTIVO.


El conocimiento de la lateralidad del atleta nos permite una mejor comprensión de su técnica y el desarrollo de un entrenamiento personalizado en el cual potenciar su lado no dominante (Dorochenko, Paul).

DE LA TEORIA A LA PRÁCTICA

¿Conoces tus lateralidades? ¿Necesitas ejercicios que te ayuden a identificarlas? Envíanos tus comentarios o preguntas, estaremos encantados de ayudarte.

info@sportneurotraining.com​


REFERENCIAS

Bilbao, A., Oña, A. (2000). La lateralidad motora como habilidad entrenable. Efectos del aprendizaje sobre el cambio de tendencia lateral. Revista Motricidad, 7-27.

Chaumillon, R., Blouin, J., Guillaume, A. (2014). Eye dominance influences triggering action: the Poffenberger paradigm revisited. www.sciencedirect.com

Dorochenko, Paul. El ojo director.

Minucci, P., Connors, M. (1964) Reaction time under three viewing conditions: binocular, dominant eye and nondominant eye. Journal of Experimental Psychology, 268-275.


ARTÍCULOS RELACIONADOS




Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.