An Innovative vision in Sport training

¿Por qué algunos tenistas disminuyen su rendimiento en competición?

Posted by on / 0 Comments

Un 70% de los jugadores de tenis experimenta un descenso en su performance durante la competición.


Un jugador de tenis medio, sin necesidad de que sea un tenista professional, está acostumbrado a tener sesiones de entrenamientos, partidos de práctica y partidos de competición.

Durante estas tres actividades (entrenamientos, partidos de práctica y de competición) el tenista tiene un determinado desempeño.

Este desempeño puede aumentar o bajar dependiendo de muchos factores, nadie juega igual siempre.

Te habrá pasado alguna vez que te sorprendes de tu propio rendimiento. Esos días en que parece que todo fluye y que golpear la pelota resulta tan fácil, no sabes cómo pero estás en el momento y el lugar indicado.

Lo normal es que, nuestro rendimiento se mantenga mas o menos constante dentro de unos rangos de variabilidad.

Para representarlo gráficamente he tomado arbitrariamente distintos valores de desempeño de un tenista durante distintos días. Los colores de las lineas representan el desempeño tenístico de ese jugador durante el entrenamiento (linea azul), durante los partidos de práctica (linea naranja) y durante los partidos de competición (linea gris).



Como se puede observar hay un desempeño mas o menos estable durante las tres situaciones.

Si este es tu caso, yo diría que no tienes de que preocuparte. Es evidente que las situaciones de competición no modifican tu juego.

Donde normalmente existen algunos problemas es cuando hay diferencias muy marcadas de rendimiento entre los entrenamientos y los partidos.



Al observar esta gráfica y compararla con la anterior podemos ver que existe una diferencia de desempeño bastante marcada entre los entrenamientos (linea azul) y los partidos (lineas naranja y gris).

Esto pone de manifiesto una clara disminución de desempeño durante los partidos.

Si te sientes identificado con este caso te aconsejo que continúes leyendo, puede que encuentres una posible solución a tus cambios de rendimiento.

¿Cuáles podrían ser las causas de las diferencias de rendimiento?

Hay que tener en cuenta que estas tres situaciones son escenarios muy distintos.

Buena parte de la diferencia entre las tres situaciones radica en que cada una de ellas persigue finalidades diferentes.

Durante las sesiones de entrenamiento lo que mayoritariamente se busca es una mejora técnica o táctica.

Supongamos que un jugador necesita mejorar un golpe determinado, entonces durante el entrenamiento se intentará reproducir tantas veces como sea necesario ese golpe.

Para que esta repetición resulte beneficiosa, el jugador debe estar en plena conciencia del golpe que se encuentra ejecutando.

Una repetición del mismo golpe sin la corrección de errores adecuada llevará a la incorporación de muchas formas de pegar un mismo golpe pero de manera inadecuada.

Para que un golpe pueda ser memorizado tiene que repetirse exactamente igual muchísimas veces. Esto solo puede lograrse si el jugador está enfocado en la tarea.

En estos casos, es la parte consciente del cerebro del jugador la que controla el movimiento.

A medida que se practica, parte del movimiento pasa a ser automático. Cuanto más automático menos interviene nuestro cerebro consciente, o lo que es lo mismo, cuanto más automático menos tenemos que pensar en el movimiento.



Al inicio del aprendizaje necesitamos prestar atención al movimiento que estamos ejecutando. Con el paso del tiempo y la repetición, el movimiento va pasando a ser cada vez más automático y por lo tanto, nuestra atención consciente deja de centrarse en el movimiento.

Entonces, yo diría que durante las sesiones de entrenamiento necesitas en mayor o en menor medida pensar en tus movimientos dependiendo en que situación te encuentres con respecto al aprendizaje.

Cuanto más memorizado tengas el movimiento ( cuanto más aprendido esté ese movimiento), menos necesitarás de un control consciente​.

Pero, ¿qué pasa durante un partido?

El objetivo de un partido es jugar.

Un jugador cuenta con un repertorio de golpes guardados en su memoria. Y hará uso de ellos en el momento que lo considere más oportuno.

Aquí ocurre todo lo contrario a los entrenamientos. Es la parte inconsciente de nuestro cerebro la que tiene que tomar el control sobre los movimientos.

Esta área inconsciente es la mas indicada para ejecutar los movimientos aprendidos, en cambio la consciente estorba y entorpece.

La parte consciente es un buen aliado para cambiar estrategias durante un partido, pero nunca para ejecutar golpes.

Esta intromisión de nuestro cerebro consciente durante los partidos podría ser parte de la causa de una disminución de rendimiento.

Existen otros factores poderosos, como son los emocionales, y que también pueden influír sobre el rendimiento durante la competición. Pero estos serán tema de próximos artículos.


DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Está claro que la repetición de golpes y patrones ayudan a su incorporación y memorización. Durante las sesiones de entrenamiento se intentará aumentar tanto el repertorio de golpes como de patrones de juego del jugador.

Al inicio del aprendizaje de cualquier destreza se necesitará hacer uso de nuestra conciencia. El estar enfocado en el movimiento nos ayudará a corregir los errores. Para así llegar a contar con un movimiento fluido y eficiente.

A medida que el aprendizaje continua, el golpe empieza a ser cada vez más automático y ya no es necesario pensar tanto en lo que se está haciendo.

Durante los partidos, podemos utilizar nuestra mente para diseñar o cambiar estrategias. Pero no resulta nada recomendable pensar sobre los movimientos que ejecutamos.

Los entrenamientos y partidos tienen distintas finalidades. Estas finalidades necesitan de una actitud mental diferente por parte del jugador.

Durante los entrenamientos se buscará centrar toda la atención en las correcciones, y por lo tanto, los golpes y movimientos que se ejecuten siempre estarán en el foco de atención.

Todo lo contrario debería ocurrir durante los partidos. La atención del jugador necesita estar enfocada hacia la estrategia de juego y dejar la ejecución de los movimientos en modo automático.

La clave está en:

  • Automatizar todo lo que se pueda durante los entrenamientos.
  • Durante los partidos elegir una estrategia y después confiar y ceder el control a la parte inconsciente que es la que sabe cómo ejecutarlo.

¿Piensas demasiado cuando compites?

Deja un comentario y comparte tus experiencias conmigo, estaré encantada de recibirlas.


ARTÍCULOS QUE PUEDEN INTERESARTE

COMO MEJORAR EL RENDIMIENTO DEPORTIVO EN COMPETICIÓN.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.