An Innovative vision in Sport training

TOMA DE DECISIONES.

Posted by on / 0 Comments

Cada momento de nuestra vida se compone de una constante sucesión de tomas de decisiones. Cada elección desencadena una consecuencia, la cual es fácilmente visible durante la práctica de un deporte. El proceso de toma de decisión, la mayoría de las veces, es automático y por lo tanto inconsciente; se encuentra guiado o facilitado tanto por las emociones como por las memorias previas y además tiene la capacidad de cambiar según el contexto. Estas características del proceso de toma de decisión surgen como resultado de los cambios producidos en nuestro cerebro a lo largo de la evolución. La adquisición de nuevas redes han dotado a nuestro cerebro actual con tres diferentes sistemas: el  instintivo (inconsciente), el emocional (inconsciente) y el cognitivo-ejecutivo (consciente)(Morgado, I.) La velocidad de procesamiento superior del sistema emocional con respecto al cognitivo-ejecutivo  justifica que la mayoría de las decisiones sean tomadas de manera inconsciente desde el cerebro emocional.

De lo expresado anteriormente se deduce la importancia de mantener un estado emocional optimo durante la práctica deportiva, el cual influirá directamente sobre la toma de decisiones. Este estado emocional optimo es personal para cada atleta, el cual debería proporcionar una percepción de control sobre la situación y de esta manera facilitar un buen desempeño.  La memoria es otro factor influyente sobre la toma de decisiones. Toda la información referente a decisiones tomadas anteriormente en competiciones o situaciones de juego es almacenada en la memoria (Gracía, 2011). El rendimiento de expertos en el deporte se conceptualizó como un producto complejo que resulta de la comparación de una situación actual con acontecimientos del pasado y que además se combina con la capacidad del individuo para producir las habilidades requeridas en ese momento (Thomas, French, Humphries, 1986). Los acontecimientos actuales y pasados servirán para planificar acciones futuras y predecir situaciones de juego. Estos conocimientos almacenados en la memoria van a condicionar la toma de decisiones, de forma que cuanto mayor y más variado sea este conocimiento, mejor será la anticipación y toma de decisiones de los deportistas.

El acto de decidir tiene lugar en los momentos previos a la acción y posterior a la percepción. Los atletas necesitan percibir e interpretar la información de forma rápida de manera de tener suficiente tiempo para planificar, iniciar y ejecutar una respuesta (Williams, Ward, Smeeton, Allen, 2004). Focalizar la atención en elementos importantes del entorno y desarrollar patrones de búsqueda visual les permitirá a los deportistas analizar el contexto de manera más efectiva (Bard, Fleury, 1981). Los expertos utilizan la información de los patrones motores de los oponentes para anticipar su comportamiento y decidir de forma más rápida y precisa, logrando así un procesamiento de la información más eficiente (Abernethy, 2011).

DE LA TEORÍA A LA PRACTICA

Un alto rendimiento deportivo es el resultante de distintos factores, entre los que se encuentran buenas decisiones y la habilidad para llevar a cabo la acción necesaria. La toma de decisiones podría mejorarse mediante:

  • Técnicas que ayuden al atleta a mantener un estado emocional optimo
  • Ejercicios destinados a mejorar la percepción
  • Desarrollo de sesiones en las cuales el atleta necesite buscar acciones y decisiones adaptativas, las cuales estarán disponibles para ser transferidas desde su memoria durante la competición.

¿Consideras a la toma de decisión como un factor mejorable  y entrenable? Estaremos encantados de recibir tus comentarios. silvina@elitennis.com

 

REFERENCIAS:

Abernethy, B. (2011). Attention. Handbook of sport psychology, 53-85.

Bard, C., Fleury, M. (1981). Considering eye movements as predictor of attainment. Vision and sport, 28-41.

García, L., Araujo, D., Carvalho, J., Villar (2011). Panorámica de las teorías y métodos de investigación en torno a la toma de decisiones en el tenis. Revista de psicología del deporte, 2, 645-660.

Morgado, I. Emoción y razón en el cerebro. Instituto de neurociencia de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Thomas, J., French, K., Humphries, C. (1986). Knowledge development and sport performance. Directions for motor behavior research. Journal of Sport Psychology, 8, 259-272.

Williams, A., Ward, P., Smeeton, N., Allen, D. (2004). Developing anticipation skills in tennis using on-court instructions: perception versus perception and action. Journal of Applied sport psychology, 16, 350-360.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.